MATERNIDAD

MAMAMOLONA EN APUROS

Hola guapuras ¿qué tal ha ido la Semana Santa?, por aquí seguimos una semana mas de vacaciones, pero ya estamos manos a la obra y con las pilas bien cargadas.

Hemos aprovechado en esta Semana Santa  al máximo, he querido dejar el móvil y el portátil de lado y dedicar todo el tiempo del mundo a disfrutar de mi pequeña, pero no ha sido fácil….

Últimamente las rabietas de los terribles dos aparecen cada día  y aunque me haga llamar una mama molona #mamamolona , algunas veces una se equivoca, mete la pata… pero no hay que preocuparse, todo forma parte del aprendizaje de ser mama.

En este recorrido maternal he ido aprendiendo que hay determinadas cosas, más bien actitudes, que me ayudan a ser mejor madre y hoy las quiero compartir con vosotras.

No te agobies si no puedes con todo:  El concepto de madre todopoderosa  ya sabemos que no existe, entonces ,¿por qué intentamos serlo? Solo hay una forma de ser una madre molona y es no culpándose,  intentando hacer las cosas lo mejor posible pero sin exigirse más de la cuenta.

No cargar tanto la espalda:  Nos ponemos el listón demasiado alto y querer ser muy estrictos nos llega a generar mucho estrés. Está muy bien tener rutinas,horarios…pero también hay que dejar margen para que no nos agobiemos si no podemos llevarlo a cabo.

No te compares con los demás:  Desde que soy madre, he podido escuchar a madres y padres preocupados porque su hijo y el de al lado tienen la misma edad y uno hace esto, y el suyo no.

Cada niño es un mundo, con su forma distinta de actuar, y no hay que sentirse peor por ello, poco a poco ya desarrollara sus habilidades y se irá desenvolviendo.

No descuides tu relación de pareja:  Cuando estamos todo el día a cargo de nuestros pequeños, llega la hora de estar con tu pareja y no estas a lo que estas…. Te sientes cansada, agobiada, sin fuerzas, solo quieres descansar y dormir hasta el día siguiente.

Es un error tremendo no reservar momentos solo para los dos. Una relación de pareja sana repercute muy positivamente en vuestros hijos también.

No ceder en todo:  Las manías que van cogiendo los niños  desde pequeños luego son muy difíciles de corregir. Hay que saber poner límites, hay que saber decir que “no” a determinadas cosas, si tus hijos más que pedirte cosas te las exigen ten mucho cuidado. Aprender a pedir las cosas “por favor”,a dar las gracias después.

Es algo que algún día agradecerán y vosotros, como padres, también.

Dedicar tiempo  a nuestros hijos:  Sin el teléfono o la tele, solo tiempo para leer un cuento, para hacer un puzzle, para jugar o lo que sea…. tiempo para contar qué tal ha ido el día, qué  le ha pasado a cada uno, etc. Son momentos únicos, que formarán parte de sus recuerdos cuando sean mayores.

Espero que os haya gustado, os mando un beso enorme y no dejéis de pasaros por aquí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s